jueves, mayo 17, 2018

Libro Somos polvo de estrellas de José María Maza

Leer un libro como este es transportarse a la mirada que tienen los astrónomos en su día a día. Mirando por esos telescopios, la enormidad del universo y desmenuzando la poca información que les llega, para a partir de ella especular donde estamos, de donde venimos y adonde vamos.

Galaxia espiral Messier 83
El universo es una enormidad. Las cifras medidas en años luz, son tan incomensurables que con dificultad se me quedan en la memoria. Catorce mil setecientos millones de años luz, sería el tiempo que lleva nuestro universo desde que explotó de la nada en su punto de origen, de donde sigue arrancando a velocidades también, que no tienen ninguna relación con el espacio tiempo en que vivimos.

Somos una partícula de polvo, que navega por el universo, con la sensación de soledad más absoluta, pues quienquiera estuviera en otra parte, remota es la posibilidad de hacer contacto con ellos.
Estamos solos, flotando en el espacio sideral, en general, ajenos a esta realidad, sumidos en nuestras vidas, re concentrados en cosas que desde la perspectiva astronómica, poco importan.

Tenemos infinitas preguntas, que buscan explicaciones. Pero tenemos otro tipo de preguntas, de sentido, se podrían llamar, que también flotan en el aire e inquietan nuestro corazón y mente, cuando la mirada astronómica nos pone mirando para allá.
De donde salió todo esto ? Cómo llegamos a ser ? Cuál es la idea ? De qué se trata todo esto ? A que debiéramos abocarnos ? Estoy perdido ? Bastante, parece.

Las estrellas, en general, son aglomeraciones de gases en combustión. Son núcleos de hidrógeno, que chocan y forman helio. Al chocar, a elevadísimas temperaturas y velocidades, quedan unidas en un paquete que en el proceso pierde una pequeña cantidad de materia que se transforma en energía. Esta transformación se hace de acuerdo a la famosa fórmula de Einstein, que relaciona materia y energía por el factor de la velocidad de la luz al cuadrado. Por eso que la energía liberada, por poca que sea la materia en juego, es enorme. Y el sol nuestro, que lleva como cuatro mil millones de años luz quemando hidrógeno a helio, le quedan como cinco mil millones de años luz más, hasta que se apague completamente.

Big Bang
El universo es como un 74% hidrógeno, un 24% helio y el saldo, 2% del resto de los componentes de la tabla periódica. Producir ese dos por ciento, vieras que toma tiempo y es complicado. Y es de esa materia, de ese 2% que estamos hechos, nosotros y nuestro planeta y todos sus organismos vivos y no vivos.
Cuando una estrella se quema entera, empieza a bajar su temperatura y es ahí que empieza a producir cosas como oxígeno, carbono, hierro, etc. Varios de estos elementos, para generarse, en vez de generar energía, la consumen. Y es ahí cuando la estrella colapsa sobre si misma y luego explota como una supernova. Y es en esa explosión que se producen todos, todos los elementos, incluso el uranio. Y salen disparados por el espacio.

Y de ahí viene toda la materialidad de la que estamos hechos. Por eso que es correcto decir, que somos polvo de estrellas.

Hay mucha más información en el libro, como esto de que el universo no es un ente estático, como pensaba Einstein cuando vivió, a principio del siglo XX. Sino que está todo en expansión y acelerando. Será cierto ? Que grandes incógnitas, como la energía y la materia oscura. Y hay personas, bastantes en realidad, que se dedican a investigar todo esto. Notable.

Referencias:
Charla de José Maza en la Universidad Central
José Maza en TV

miércoles, mayo 16, 2018

Aprender

Quisiera instalar el valor del permanente aprender.  Una tarea, el aprender, al que fuimos llevados y guiados, como un imperativo que venía de terceros; nuestros padres, la familia, la sociedad.
Cuando ya somos adultos, el aprender debiera ser tomado en nuestras propias manos.

Tengo la impresión que el proceso educativo que seguimos, no nos dejó bien puestos frente al continuo aprender; más bien al contrario.
Veo mucha gente que prioriza el pasarlo bien, disfrutar, que aprender. Y por eso suelo ver a algún hijo mío viendo, por ejemplo, series en Netflix de zombies.

Muchos ni siquiera sabrán qué estudiar. Suelo recomendar leer el libro El Elemento de Ken Robinson, para estimular la búsqueda de qué es lo suyo, cuál es su pasión o sus temas de interés.
Otra forma de detectar qué te gusta a ti, es tomar simultáneamente varios cursos y solo seguir aquel o aquellos, que te atrapen.
Lo importante es adquirir esa disposición apasionada hacia el aprendizaje, entusiasta.

Hoy, la situación es inmejorable, comparativamente mirando hacia el pasado. Educación gratuita, de calidad, para todos, ya está disponible hoy en Internet. Nunca antes esto había sido posible. Antes, solo era posible cultivarse, aprender, pagando universidades o institutos. Hoy esto ya no es así.

Los sitios donde yo más frecuentemente voy a buscar cursos o material educacional, son Coursera, EDX, Khan Academy y TED.com. Me he encontrado con cursos extraordinarios.
Por ejemplo, en estos días sigo un curso titulado Exploración de la filosofía de Confucio (Explorations in Confucian Philosophy) de la universidad de Nanyang de Singapur, con un excelente profesor, Alan Chan.
Te sugiero inscribirte en este curso, en su versión gratuita, ir a la tercera semana y ver los dos videos sobre aprender (learning). Es lo que Confucio pensaba acerca de la auto educación, el aprender, hace 2500 años atrás. Una verdadera lección para nuestros días.

Aprender para saber. Aprender para ensanchar la mirada. Aprender y cultivarse uno mismo, en aspectos éticos y de conducta moral. Aprender para ampliar el propio horizonte. Aprender para ser un mejor padre, amigo, colega, jefe.
Hay muchas razones para aprender, especialmente en el tiempo que comienza, en que la persona pasa a estar al centro de la preocupación de las empresas. Las personas, nuestro bienestar, nuestra calidad de vida, pasan a estar en el centro de las preocupaciones. Por eso el desarrollo de las capacidades autodidactas, de amplio espectro, empieza a ser fundamental.

Eso; que dices tu al respecto ? Que estudiar historia es importante ? por supuesto.

sábado, mayo 12, 2018

Voceros de lo correcto

Ayer hacíamos ejercicios de pedidos en un grupo o equipo de trabajo, en una empresa, donde yo facilitaba el aprendizaje en la comunicación.
Yo como observador y partícipe de la experiencia, aprendía, capturaba aspectos que me quedaba mirando.

“Tiene que ser así”, decía uno. “Hay que corregirlo” decía otro.

Ejercitábamos “el pedido”, en el sentido que eran pedidos de uno al otro, lo que movía o movería la ejecución de acciones, y su forma de llevar a cabo era relevante. Qué era esto de voces que hablaban como quien mandaba la ejecución de acciones, desde un imperativo, pues más tenían carácter de órdenes que de pedidos.

Hay una especie de supra instancia de “lo correcto”, una especie de instancia superior, hasta divino podría ser su carácter. Y ciertas personas se arrogan su vocería y con ello se visten de una extraña autoridad.

Yo te pido a ti … pareciera tener menos peso, que decir “hace falta” tal o cual cosa, y que sea esa declaración la que moverá al interlocutor a ejecutar algo. Es como si ambos fuéramos gobernados por esa instancia de “lo correcto”, de la cual uno de los dos está siendo vocero.

Yo te pido a ti .. de donde ? con qué autoridad ? Qué te has imaginado, que yo estoy a tu servicio.
Cuando en el Contrato de trabajo está estipulado que yo atenderé pedidos de tal o cual tipo, de acuerdo a mi rol o función.
Pero qué se cree este tipo de darme órdenes, porque muchos sienten los pedidos como órdenes, ya que en sus historias, siempre que un adulto o profesor les pedía algo, era una orden, entendían ellos.
Una pregunta de prueba era una orden de responder, por ejemplo.

“Necesito”, es otra forma de pedir bastante común. Es mi necesidad la coercitiva. Mis necesidades deben ser atendidas. Las necesidades de nuestros hijos deben ser atendidas, no ?

Muchos de los pedidos, tienen que ver con acciones sobre el mundo material. Cosas que comprar, traer, componer, transportar.
Volvo Ocean Race
Cómo los pedidos son atendidos, en las interacciones entre las personas, puede producir el suave flujo de la dinámica comunicacional, sin perturbaciones ni contratiempos. Pero, por supuesto, no siempre la cosa es así.
Mucha emoción se mueve en estas interacciones. Las promesas hechas, no cumplidas, generan emociones que se asocian con la poca valía que siento que me asignan, por ejemplo. Y el sufrimiento muchas veces abunda.
Otra muy frecuente en Chile, es hacer promesas que no se cumplen con prolijidad. Esto también produce muchos contratiempos y emociones diversas. Ataques personales, degradaciones, hasta insultos y despidos o cancelación de Contratos.

Podemos poner el foco en el mundo de las cosas que se mueven y las cifras que ellas conllevan.
Y podemos poner el foco egabs
n la forma en que fluye la dinámica comunicacional entre las personas y las emociones que ellas movilizan.
En mi historia lo habitual era mirar la operación, los hechos, las cosas, sus movimientos y sus efectos monetarios.
Hoy pongo más relevancia en el flujo conversacional y emocional entre las personas. Lo demás se da por añadidura.

jueves, mayo 03, 2018

Libro El Gen de Siddhartha Mukherjee

Este libro de como 600 páginas, me lo regala Osvaldo Schaerer, en la línea del regalo anual que le hace su empresa Plus Consult a clientes y amigos.
Siddhartha Mukherjee es un médico oncólogo de origen indio, que vive y trabaja en EEUU, de graves enfermedades mentales en su familia, de claro origen genético. Por ello, la genética ocupa este espacio tan importante en su vida.

La historia comienza con Gregor Johann Mendel, un monje austriaco naturalista que estudia la herencia de generación en generación, en el cultivo de arvejas. Publica el resultado de sus trabajos por allá por 1866.
Y por Charles Darwin, que se atreve a romper con la tradición del poderoso imperio de la iglesia católica, con su teoría de la evolución, en que dice que las distintas especies surgen de la selección natural del más apto y no por la creación espontanea de la mano de Dios. Poco antes, este tipo de transgresiones podía tener consecuencias muy graves.

Todo parte de preguntas que se hacen personas y que no cejan en contestarlas. Preguntas que aparte vienen de muy atrás, con respuestas muchas veces, vistas desde hoy, que son para la risa.
Cómo se crea un hijo desde cero; cómo se construye y como se logra que ese hijo tenga rasgos parecidos a sus padres; como se pasa esa información.
Y Darwin que se pregunta, cómo tantas especies sobre la tierra.
Preguntas, para las cuales hay respuestas, que no satisfacen a estos personajes que terminan produciendo nuevas respuestas.

Y poderes fácticos que limitan la exploración abierta. La iglesia y llegar a concluir que descendemos del mono. Abrase visto algo igual. Y hoy andamos con esa concepción como si nada.

Mucha gente participa en la pesquisa de estas respuestas. Personas de a uno aparentemente por los honores finales, pero sospecho que siempre son pequeños grupos, cuyo líder se lleva el renombre, valuada presea. Uno de ellos será James Watson, que descubre el ADN junto a Francis Crick, Rosalind Franklin y Maurice Wilkins, piedra angular de la herencia, razón por la cual recibe el premio nobel el año 1962.

El ADN sería el chip donde se almacena el programa para fabricar y mantener a cualquier ser vivo, siendo el ser humano uno de ellos. Este programa tiene 3.000 millones de bases; líneas de código se podría decir ?
Cómo estamos parados en la ciencia, que es mecanicista, ya sabemos, es pura materialidad la que está en juego y sobre ella iremos metiendo las manos.

Claro, se descubre que muchas enfermedades, incluidas la esquizofrenia, el autismo, el cáncer en sus distintas formas, lo bipolar, tienen origen genético.
El ADN está dividido en distintos genes, que son unidades capaces de producir un efecto funcional específico. Qué genes y dónde están ubicados, producen tal y cual enfermedad ?
Y lo empiezan a lograr. Cómo lo dice Riccardo Sabatini, en esta charla TED, se trata de construir una máquina que opere entre la información del ADN y distintas características resultantes. Y detectar donde está el o los genes que producen tal o cual característica o enfermedad.
Los avances son notables.

El problema que viene a continuación es el de la edición de genes. Modificar el gen que está ocasionando el problemas, así como uno con un editor de texto, cambia todas las partes donde diga tal cosa, por tal otra. Y de esos logros habla Jennifer Doudna en otra charla TED.

De todas estas cosas se habla en el libro, pero es mi manía de salir a buscar material complementario a Internet y ver a los personajes nombrados hablando de sus cosas. Es mucho más impactante. Por eso digo, que un libro es básicamente un desencadenante de una explosión de curiosidad.

Nada se dice en el libro, por supuesto, de toda la energía que se moviliza cuando los ADN de dos personas se intercambian y mezclan. Es de tal magnitud, es tan atractiva su activación, sino como entender la cantidad de abusos y aberraciones, de sacerdotes y directores de cine, que por estos días se ventilan en la prensa.

La mirada científica, bien representada por la expresión inexpresiva de Darwin, mas bien mira, lo que podríamos llegar a hacer con todos estos adelantos científicos.
Entendí que esta manía nuestra por la normalidad, es claramente antievolucionista. La evolución es el resultado de la cantidad de anomalías que suceden en este movimiento de genes y ADNs, de las cuales brotan formas, que serán el inicio de nuevas especies, algunas de ellas más aptas que las de origen.

Uno de los problemas de envergadura, es que la evolución podría quedar en nuestras manos y quien sabe a que destinos nos podría llevar. Hay gente tan preocupada, que proponen y vuelven a proponer, detener todos estos avances y experimentos, hasta no tener más claras las cosas.
Todo está bastante bajo control. Parece que la excepción es China, que por esa razón podría sacarle ventajas a occidente.

Un libro apasionante, que nos abre la mente a zonas donde quizás, como en mi caso, no había estado mirando antes y darte cuenta todas las cosas significativas que están pasando.

domingo, abril 22, 2018

Nuevos oficios en que el producto es la persona

La inspiración viene de Gary Vaynerchuk, al que veo por primera vez animando su propio show de vinos por Internet, en una especie de video blog.
Era él mismo, que degustaba dos o tres cepas por programa, donde este primero que hizo, duraba 12 minutos. Puedes ver aquí su episodio 1002, donde se puede apreciar su despliegue y total soltura en la exposición.

Gary Vaynerchuk
Recuerdo, ya hace algunos años, en que lo vi hablando en algún evento de EEUU (lo encontré), en que interpelaba a la audiencia, la mayoría jóvenes, de que dejaran de trabajar en trabajos que odiaban y crearan sus propios proyectos empresariales personales. Él era el mejor ejemplo, con esto de su show de vinos online.
No estaban los tiempos para pasarlo mal en los trabajos y con Internet, la pasión, el despliegue de negocios movidos por personas que disfrutaban lo que hacían, echaría abajo, por lo menos de trabajar en empresas fomes relativamente bien pagadas.

Hoy pienso, que en realidad yo he montado este esquema de proyecto. No tengo un video blog, pero si un blog. Opero mas bien solo y trabajo en aquello que me apasiona; el Coaching.

Por eso pienso, especialmente después de haber conversado ayer, con un amigo que buscaba qué hacer, que la gran oportunidad que se abre ahora, es iniciar una empresa, en que no se trate ya de un producto que se vende; ni siquiera un servicio. Sino que uno en que “el producto soy yo”.

Qué sabes ? Qué te apasiona ? Por ahí lárgate. Crea tu propio espacio en la red, ya sea escrito o en videos, donde despliegues lo que sabes, entregues tu conocimiento generosamente. Opines de esa industria en que te situas, de los distintos actores, incluso historias, con tu particular visión, criterio y valores. Y hazte un nombre, una identidad, con tu propio estilo, bajo ese paraguas.

comienza nueva etapa del Volvo Ocean Race
Y solo, eventualmente, si no lo tienes desde el principio, irá saliendo, irás produciendo, y publicando ahí mismo, cual es tu oferta. Cuales son los servicios, productos, que ofreces.

Como el mismo Vaynerchuk dice (te sugiero rastrearlo en la web), se trata de marketing personal, en una transacción uno a uno.
Claro, es bueno saber de marketing y es bueno saber, o tener las ayudas, para usar toda la tecnología hoy disponible y la que vaya saliendo. No puedes quedarte atrás; son los tiempos modernos y las oportunidades que este te ofrece; no puedes quedarte afuera.

Hay oficios en que aplica la máxima, “la calidad de una intervención, depende de la calidad del interventor”. Y no de metodologías, herramientas o técnicas; es la persona la que sabe, en cada momento, en cada situación, qué decir y qué hacer.
Es desplazar la potencia a nosotros las personas, y restársela a la tecnología y sus metodologías. Es la persona la que sabe si las aplica y cuando.

Descubre tu pasión, hazte experto en la materia donde esta aplica y sale al aire, con tu voz y estilo, en el entendido que el producto que venderás eres tu.

Ejemplos de casos:
Terence Cook
Gabriel Bunster
Los blogueros turísticos Everett Potter, Gary Arndt y Don Mankin
Enrique Dans


Referencias:
Entrevistado por Larry King
Su blog

sábado, abril 07, 2018

Vamos a tener que aprender a ver de nuevo

Lo que vemos allá afuera, ya no está separado del observador que somos. Nos lo dice la física cuántica; el observador es parte del experimento que realizamos.

El mundo no está hecho de partes y piezas. Es todo una sola cosa, conectada. Como no vemos las conexiones, no nos habíamos dado cuenta.

Es que la religión de la ciencia que domina nuestras mentes, solo era capaz de ver aquello que podía medir y las conexiones nunca las supo medir.

Parece que es más importante la relación que la cosa. Pero los sentidos que la ciencia validó, solo eran capaz de ver cosas y no relaciones; no las podía ver.

Venimos viendo un mundo mecanicista, empresas mecanicistas, cuerpos como máquinas humanas, que la medicina procesaba solo desde esa mirada.
La mirada materialista de la ciencia, obnubiló nuestra mirada con el poder que nos daban las tecnologías que iba sacando. Las hemos endiosado a nivel de la religión de nuestro tiempo.

Pero se acabó. La mirada científica se craquela, sino pregúntale a Rupert Sheldrake. La velocidad de la luz no es constante, ni tampoco G, la fuerza de gravedad. No estamos atrapados dentro de nuestro cuerpo; somos con otros, especialmente con los más cercanos. Cómo nos adivinamos ? Cómo es eso de que nos llaman por teléfono cuando vamos a llamarlos ? Coincidencia ? Parece que no.

Para aprender a ver de nuevo, tenemos que partir sabiendo que lo que vemos más tiene que ver con quienes venimos siendo que con algo en sí, allá afuera, como antes creíamos.
Para aprender a ver de nuevo, tenemos que saber que el cuerpo, corazón y manos en acción, también son instrumentos del ver.

Y quizás lo más importante, para aprender a ver de nuevo, tenemos que aprender a detener la mente, acallarla, para atender a lo que en ese silencio emerge de un ver integral de todo nuestro ser, cuyos límites no conocemos, pues puede incluir otras dimensiones más allá de los límites de nuestro propio cuerpo.

Aprender a ver de nuevo requiere, una profunda apertura, sin prejuicios, sin juicios, inmersos, no separados, en lo que queremos ver.
Y el escuchar es parte del ver; también tendrá que ser re aprendido.

Ver será una experiencia completamente distinta. Apróntate.

viernes, abril 06, 2018

Libro Presence de Senge, Scharmer, Jaworski y Flowers

Me he puesto esta tarea de "pasar" mis impresiones (no es un resumen) de los libros significativos que leo. Y este es otro de ellos. Me lo pasó Isaquino Benadof; agradecimientos para él. Hoy nos reuniremos a conversar del libro y otras yerbas.

Son cuatro personas, carreteadas, que se reúnen a conversar cada cierto tiempo, algo distanciado. Y de ahí sale este libro. Cada capítulo, mas o menos, es una de las juntadas.
Y hablan en torno al mundo, a la realidad que viven y como la Teoría U, les sirve como instrumento interpretativo. Por eso, es como un repaso de la Teoría U, se podría decir, aunque, para mi de alto impacto.

La Teoría U es una especie de herramienta para la gestión del cambio. Tiene tres etapas claramente marcadas: sentir primero la situación sobre la que se quiere intervenir, luego el presencing, que requiere presence o capacidad de estar presente, en la base de la U y luego prototipear e implementar el cambio. No es mas que eso.

Pero, cuidado. Si te sumerges en lo que están diciendo, es una completa transformación no solo de la manera de abordar los cambios o la creación de nuevas realidades; es una potente guía de transformación personal. Lo llamaría un cambio paradigmático.

Estamos acostumbrados a ver el mundo allá afuera, separado de nosotros y dividido en partes y piezas, todo desmembrado. Es como la ideología de la ciencia nos enseñó a hacerlo. Una especie de dividir para reinar.
Este libro y la Teoría U, son una invitación a mirar el mundo de otra forma. Nosotros no estamos separados del mundo; somos parte de el. Y el mundo es un organismo vivo, todo integrado. Donde además hay cosas que la ciencia al no poder medirlas, las ha obviado, y son completamente parte de la realidad; concepto este último bastante zarandeado (el de la realidad).

La ciencia, es un capítulo aparte, en lo que a mi me pasó con el libro.
Suelo leer el libro y cuando nombra a algún personaje, me voy a Youtube a conocerlo. Y quizás por ahí llegué a Rupert Sheldrake, que le da el golpe más bajo que jamás haya visto a esta ideología de la ciencia, con sus críos, la tecnología, que hoy gobierna este mundo.
Descubrir que esta religión es tuerta, no es cosa menor. La ciencia no ve las relaciones, entre las cosas y entre las personas, porque no las puede medir, te acuerdas ? Y queda tuerta.

La primera parte de la U, la parte de ir y meterse en el mundo, a sentir qué hay ahí, qué está pasando, mirando con apertura, más allá de la que quizás puedas, pues requiere silenciar la mente, apagar prejuicios y juicios, una capacidad que requiere carrete meditativo previo. Escuchar, conversar, dejarse atravesar por la realidad que exploramos, que investigamos. Somos instrumento sensorial con mente, corazón y cuerpo. Ponerlo todo en acción.
los pescadores con mosca, logran estar ahí presentes
La manera de hacer esto antes, era con nuestra mente analítica, capturadora de datos, básicamente. Ya no más.

Y luego viene la parte Presence, título del libro, que es donde como grupo investigador y gestor del proceso de cambio, nos reunimos y atendemos a lo que quiere emerger a través nuestro, usándonos como instrumento y haciendo al mismo tiempo, que realicemos nuestro más alto potencial de ser y hacer un propósito mayor, trascendente incluso. Se trata de escuchar al campo, cosa nueva, esotérica quizás, que somos y más potentemente, que podemos ser como grupo.

Ya no es la racionalidad la que entra a la palestra; son otras energías, otras capacidades, que tienen que ver con el ser integral que somos, conectado además con el todo; algo así.
Cuanto nos va a costar entender esto, incorporar esto, no lo se.
Pero lo que si se, es que se trata de un tipo de escuela distinta, donde de lo que se trata es de activar el desarrollo personal, pues seremos en este nuevo paradigma de disernimiento, instrumento de los cambios que se gestarán.

Un libro, que por lo menos a mi, me afectó, me cambió, o cambio la manera en que ando mirando.
Vale la pena.

Otra cosa; en la última parte del libro, empecé a anotar los nombres de las personas que nombraban en el libro, por alguna conversación que habían tenido con ellos y me fui a Google a buscar videos representativos de ellos. Te los paso también:

Daniel QuinnJoseph BeuysRobert GreenleafMartin BuberThomas BerryRose Von Thater-Braan (+), Arthur ZajoncHenri BortoftRupert SheldrakeVictor WeissKopfDavid BohmDebashish ChatterjeeNicanor PerlasWendy LuhabeXabier GorostiagaFrancisco VarelaHumberto Maturana