martes, julio 18, 2017

Libro Sobre la belleza de Plotino

Plotino nace por el año 205 después de Cristo, en Egipto. Catalogado como Neoplatónico, muere el año 270.
Un tipo que reflexiona de verdad, por esos años, precarios de tantas cosas que hoy nos rodean. Me lo imagino caminando por terrenos pedregosos, pensando, conversando.

Y en este libro, su tema es la Belleza. Qué es esa cosa que al verla, experimentamos lo que describe como deleite, asombro, placentero aleteo del alma, dulce estupor.

Plotino
En ese tiempo, se manejaba una idea de la realidad en tres niveles.
En el primer nivel está la Unidad, lo Uno. De ahí brota por emanación el segundo nivel de realidad, la de lo Inteligible. Este nivel participa de la Belleza, la Verdad y lo Bueno, de lo Uno. Esta segunda realidad contempla al primer nivel de realidad y al hacerlo se contempla a su misma, dice Plotino.
Lo Inteligible genera Ideas que constituyen los Arquetipos.
De este segundo nivel de realidad, de lo Inteligible, emana el tercer nivel de realidad, el Alma del Mundo, que es donde habita lo sensible, que contiene los arquetipos de las cosas.

El anterior es un proceso emanativo, de la misma forma que la luz emana del Sol.
Y al descender, se va perdiendo Ser. Lo más bajo es la materia sensible.
Y este mundo material carece de verdadera realidad. Más realidad tiene el mundo divino de las Ideas.
De ahí lo de Neoplatónico.

El alma humana es una emanación del Alma universal.
El alma humana en su descenso, olvida su origen divino, siendo este más una sombra, una fugaz apariencia. Por ello siente una nostalgia, que es esa sensación de anhelar su origen, que brota como un deseo contemplativo dirigido a aquello de lo que procede.
El proceso de retorno, que es posible, lo hace el alma.

Plotino señala que la contemplación puede culminar en una unión extática con lo más elevado, por medio de la Intuición Intelectual, que es superior al conocimiento racional.
Esta vía significa o requiere una superación de las pulsiones de la materia.

Ahora vamos a la belleza. Plotino dice que la belleza del mundo sensible no es tal. La experimentamos como un reflejo de la belleza del Intelecto divino, que habita en nuestro olvidado núcleo originario. Por eso la experiencia de la belleza es un hecho iniciático de retorno a nuestro origen.

El nacimiento de Venus de Sandro Boticelli (1484)
La fuente de la belleza es de origen divino.
El deseo ardiente que nos surge al contemplar las bellezas del mundo sensible, no deberíamos lanzarnos a ellas, sabiendo que son imagen, vestigio y sombra, de aquello que son reflejo.
Nuestra patria es ese país de donde venimos y donde habita nuestro padre creador.
Por ello, ante la belleza, retírate en ti y mira, contempla, por el ojo del alma, la belleza superior.

En este proceso de ascenso y retorno, el alma humana se va haciendo más bella y con ello va accediendo más y más a la contemplación de la belleza divina. Lo bello es digno de ser amado a causa de su Ser.
Y es la única forma de trascender la condición finita.

Existiría un Artífice, Demiurgo, que antes lo pensó todo dentro de sí. Es el Intelecto verdadero y original.
Debemos procurar contemplar, señala Plotino, en nosotros mismos al Dios, pues este habita en lo más hondo de nuestra propia esencia.
Debemos aspirar a fundirnos en profunda contemplación.

Qué tal ? Reflexiones de hace 1800 años.
Y nosotros en qué estamos ?

miércoles, julio 12, 2017

Sobre como vemos

Una cosa es observar una situación desde fuera y otra es sumergirse y verla desde dentro.
Una cosa es mirar "la realidad" desde o con el órgano de la mente y otra, en esa inmersión profunda de la que hablaba antes, entrando yo, con todos mis sentidos, en el fenómeno que más que ver, contemplo. Alguien por ahí llamaba a esta forma de ver, observar con mente y corazón.

Somos parte de una civilización que dice "pienso luego existo" y por ello nos pasamos buena parte de la vida tratando de entender el mundo.
Lo hacemos desde la mente, parados un paso más atrás de la realidad, de la cosa observada.
Esta forma de ser que llevamos, nos desconecta más y más de nuestros sentidos. Que se van apagando y me explico porque nosotros anhelamos tanto las vacaciones, para ir a tirarnos semidesnudos a alguna playa, donde aparte de tomar sol, bañarnos y jugar paletas, no es mucho más lo que hacemos. Y entiendo que lo que estamos haciendo ahí, es recuperar en parte nuestros sentidos. Sentir en nuestra piel, ver con nuestros ojos, oir y paladear, cosa que en el resto del año permanecían en buena medida adormecidos.

Al parecer, toca hacer un giro evolutivo y cambiar la forma de andar por el mundo, desconectados de nuestros sentidos, pegados en nuestras cabezas pensantes, desconociendo incluso de que se trata este fenómeno de sumergirnos en la realidad del aquí y ahora.
Menos aparatos electrónicos y más cuerpo, más sentidos y más foco con la forma en que estamos atendiendo.

Cuando cambio de la mirada científica tradicional, mental y reflexiva, a la mirada inmersa, con el corazón y los sentidos, mi punto de atención cambia.
Francisco Varela decía que el punto ciego de occidente era justamente el no ver desde donde vemos y no tener por lo tanto, ninguna maniobrabilidad ahí. Es ceguera del fenómeno de la conciencia.
Y Harari dice que lo que viene es justamente cartografiar el mapa de la conciencia; un territorio completamente nuevo, para el mainstream occidental.

Leyendo a Plotino en su Sobre la belleza, detecto que la experiencia de la contemplación, con atención a lo que nos pasa por dentro en la experiencia, era algo habitual en su mundo, pasado el año 200 después de Cristo.
Nosotros en buena medida, hemos perdido contacto con esos fenómenos, tan propios de nuestra naturaleza.

Tu te imaginas como sería una reunión de trabajo con las personas conectadas tanto entre si, como con los temas tratados, conectados de esta forma. Osea inmersos, con los sentidos, la mente y el corazón ?
Yo creo que sería completamente otra cosa.

Aparte, qué ojo tenemos que tener adiestrado para detectar cómo el otro está viendo ?

viernes, julio 07, 2017

El deber ante todo, el deber siempre

Esta frase, "el deber ante todo, el deber siempre", era el slogan de un colegio Santiaguino, de mujeres. Cuando lo escuché, en una de mis caminatas por los cerros cerca de Santiago, me detuve; no podía creerlo.
Era como dar finalmente con el origen, la fuente de muchos males, con los que tengo que lidiar en mi oficio de Coach.

Cuál es el problema con esta línea de código ? Esto pensando que este tipo de instrucción, lo que hace es incrustarse en nuestro sistema operativo mental y desde ahí dirige nuestro pensar y actuar.

Lo que hace es setear nuestro foco de atención hacia una base de datos, con mandatos del "deber ser", del "hay que", de "lo correcto es", dejando fuera, ignorado, inaccesible, nuestra personal interioridad, nuestras tripas, lo que yo quiero, lo que a mi me parece, lo que a mi me pasa con eso.

Este tipo de escuela, según mi manera de ver y experiencia, crea personas debilitadas, que no saben quienes son, ni que quieren. Y fáciles de manipular.

Y sanarse de esto no es simple ni trivial. La participación de un Coach, que en buena medida opera como espejo, mostrando, reflejando simplemente el proceder, puede ser de alto valor, para un cambio en la conducta.

No hay nada malo con los deberes; ellos son el producto de nuestras promesas o compromisos. Pero libremente acordados.
Yo comprendo y acepto parar en las luces rojas y ello se transforma en un deber.

El punto quizás es el orden en que configuro mi sistema operativo. Primero mis tripas, mi fuente de la voluntad, mi parecer. En segundo término las prácticas socialmente aceptadas o mandatadas por nuestros profesores, autoridades y maestros.

Esta manera de educar, poniendo el deber ser en primer lugar, es una vil estructura de manipulación. Ese es mi parecer.

Necesitamos recuperar nuestra conexión con nuestra interioridad y darle prioridad, en relación a todo otro referente.
De la misma forma necesitamos recuperar nuestros sentidos, que son la puerta para muchas cosas, entre ellas, la perspectiva ecológica.

Creemos que el mundo es una realidad allá afuera, que puede ser visto con esta mirada objetiva que la ingeniería me instaló, sin darnos cuenta que el mundo que vemos es una emanación que brota de nosotros mismos, es una creación nuestra y por lo tanto nuestra responsabilidad de lo creado, no es menor.

Bueno, pienso que pasar de una forma de ver el mundo a la otra, es una transformación no menor.
Qué dices tu ? Un poco más abajo hay un lugar donde se acogen tus comentarios.

jueves, junio 29, 2017

El futuro viene con mucho mayor protagonismo de las personas

Estamos en un punto de inflexión, donde el cambio de rumbo será mayor. Lo pienso cuando veo la magnitud de la innovación que nos traen implementación como Uber en el transporte citadino; y tecnologías como blockchain a la confianza en las transacciones en el caso de Bitcoin.

Pienso por otra parte que el sistema educacional aún vigente, en lo fundamental apuntaba a meter en la biología el conocimiento del pasado, sin ser la persona agente ni factor de mucho, aparte de un buen articulador del material transferido.

Cuando imagino a la persona puesta como el principal factor o agente de generación de la innovación futura, no puedo sino desviar la mirada del conocimiento, del contenido al contenedor, a la persona, sus capacidades y potencial.

Frente a cada material al que te expongo como educador, la primera pregunta es “qué te pasa a ti, con ese material ?”. Y lo que de ahí brote, será donde pondremos el foco.
Te enseño la batalla de las Termópilas y la pregunta fundamental es qué te pasa a ti con esa historia. Y si no te pasa nada, ahora; esa historia no interesa.

Un sistema educacional así, nos llevará tarde o temprano a descubrir qué es lo tuyo, cual es tu Elemento (El Elemento de Ken Robinson), qué te apasiona, dicen otros.

Necesitamos desarrollar la mirada interior. Para ello vale todo tipo de técnicas de meditación, que permitan ejercitar el silenciar el ruido exterior y mental, para conectar con el vacío interior, donde habitan energías, ideas, visiones, intenciones, y la famosa sensación sentida, del focusing y el presencing.
Necesitamos saber de qué estamos hablando cuando hablamos de estas cosas y tener experiencias sobre aquello.

Pues, es desde ese espacio interior, de mínimo ego, que brotará .. el futuro.

Antes tendremos que haber inhalado profundamente, con apertura de mente, corazón y escasez de miedo, la realidad amplia. Con eso incorporado, hacemos mindfulness o atención quieta interior, para escuchar, atender, lo que brota, de la nada aparentemente, como posibilidades futuras.

Somos canal, seremos cantera de la innovación. Y para ello, necesitamos aprender a escuchar, a escucharnos, a conversar, con conocimiento de la tecnología social que hay en las conversaciones, y luego desarrollar coraje y maestría en el hacer, para ponernos en acción, prototipeo y transformación social del mundo.

jueves, junio 15, 2017

Producto Sitio web con la voz de tus clientes

Nombre del servicio: La opinión de tus clientes puesta al aire

Objetivo:
Poner a tus clientes a colaborar con la venta y exposición de las bondades de tus productos y servicios.

Formato:
Un espacio en la web donde tus clientes aparecen contando quienes son como empresa, como personas y su experiencia con tus productos y servicios. Esto a través de una entrevista tipo diálogo, que un especialista les hace, luego escribe y el cliente valida.

creando puentes
Proceso:

Tu nos entregas una lista de clientes para abordar, en que ojala tu los hayas prevenido antes. Los llamamos y concertamos entrevistas de no más de una hora.

Vamos y conversamos con ellos tomando notas, en una forma que llamamos “entrevista tipo diálogo”, pues no se trata que respondan una lista de preguntas.

La idea es indagar sobre la persona que son, sus estudios, familia y algún hobby, con la intención de adicionarlo al texto a publicar.
Luego consultamos por la empresa, características del negocio y momento que viven.
Y finalmente les preguntamos porqué trabajan con tu empresa, porque la eligieron, los beneficios que le aporta el operar contigo y porqué te recomendaría.

Finalmente le solicitamos permiso para sacarle una foto para publicar junto al texto y eventualmente una de la empresa, su frontis y logo, u otro.

En casa u oficina, redactamos el escrito con el material recopilado. Lo revisamos y enviamos al entrevistado para que lo revise y haga las precisiones que considere pertinentes.

Luego de su aprobación publicamos en el sitio web que hemos implementado para ello.

Costos:

Cobramos una tarifa por entrevistado o empresa y la plataforma web no tiene costo.

Beneficios:

Que no seas tu quien diga lo bueno que son tus productos y servicios, sino tus clientes, hace una diferencia de credibilidad e impacto en tus prospectos.

Nuestra experiencia nos dice que los clientes satisfechos no tienen reparo en compartir y colaborar con el éxito de tu negocio y el tuyo, cuando están contentos con la relación y los productos y servicios recibidos.

Si adicionalmente, tu cliente comenta el texto publicado, ratifica lo dicho, dando la cara en un material que perdurará en el tiempo, mejor aún. El apoyo es total.

Dos ejemplos:
División de Seguros de Conosur
Gerencia Comercial de ProSystem

jueves, junio 08, 2017

Producto Mejorando cómo los Equipos en las empresas conversan

Nombre del servicio: Potenciando el poder conversacional de los equipos de trabajo

Contexto:
El mundo está mutando a lo que podríamos llamar “la apertura del corazón” que es el paso siguiente a “la apertura de la mente” que desencadenó la revolución industrial. Le corresponde a las organizaciones dar este paso, que consiste en abrir el corazón, las emociones, la pasión y desde ahí conectar con las otras áreas de la empresa, con los clientes y todos los stakeholders, incluido el ecosistema. Este fenómeno se expresa en la forma en que los grupos o los equipos conversan.

Objetivo:
Avanzar en la calidad de cómo los equipos conversan. Trabajar primero en profundizar la calidad de la escucha y apertura de mente para acoger posiciones divergentes. Y luego avanzar de manera que empiezan a poner el corazón en movimiento, ejercitando la escucha y conversación empática, donde las personas sean capaces de ponerse en los zapatos del otro. Superar la forma del debate, de lucha para ver quien gana o quién tiene la razón.

Formato:
Sesiones presenciales semanales de trabajo con todo el equipo (número ideal de 7 a 10 personas), de dos horas.

Proceso:

  • Cómo lo más importante presente son las personas, partimos por una vuelta de presentaciones, de cierta profundidad.
  • Se van poniendo temas de conversación, todo el tiempo, donde se observa y se ejercita el conversar en grupo. En ocasiones se interrumpe la conversación para introducir una distinción o un concepto; a veces se comienza la sesión haciendo aquello.
  • Se introduce el concepto de Escucha activa y las distintas formas de escucha observadas.
  • Se muestra el fenómeno del Observador particular que es cada uno.
  • Se pasan las distinciones del Pedido y la Oferta, como actos fundamentales para la acción humana.
  • Se pasan los Juicios y las Afirmaciones, que participan en la creación de realidades.
  • Pasamos la distinción entre conductas de víctima y de protagonista.
  • Se pasan los cuatro tipos de conversación: la conversación amable, el debate, el diálogo y la conversación generativa.
  • Etc.

Costos: Cobramos una tarifa de UF x la hora; impuestos de retención incluidos.

Beneficios:
Mayor productividad de las reuniones
Mayor integración de las personas a los equipos al sentirse escuchados empáticamente
Mejor clima laboral
Movilización de la inteligencia colectiva del capital humano de la organización
Se podría asociar todo esto a una elevación del nivel de consciencia.

Cualquier consulta, comunicarse conmigo. Ver arriba a la derecha donde dice "Contacto"

miércoles, mayo 24, 2017

Los impedimentos del buen conversar

Cómo conversamos, cómo los equipos conversan, es donde pongo mi mirada en esta reflexión.

Cuando conversamos en grupo, pensamos juntos y movilizamos la inteligencia colectiva; creamos la realidad a final de cuentas.

La calidad de nuestras conversaciones empieza a ser algo a mirar. No tenemos en general muchos elementos de juicios a la hora de calificar cómo nuestros equipos conversan.

Aparte de que no es raro escuchar cierta decepción de lo que resulta de como conversamos. Si conversas uno a uno con los participantes, todos desean lo mejor, pero por alguna razón, esto no pasa.

Un personaje que abunda en nuestros pensamientos y en las conversaciones, son los juicios. Los juicios crean realidad, suelo decir. Los juicios sellan, opacan, alteran, la información de la realidad que llega a nuestra mente. Los juicios sirven para silenciar las voces disidentes, entre otras cosas.

Para mi, la primera tarea en el proceso de mejorar una dinámica conversacional, es eliminar lo más posible los juicios. Cuando esto ocurre nos acercamos a poder ver la realidad, en forma limpia, tal como llega a nuestros sentidos, sin filtro. Otto Charmer llama a esto "open mind" o mente abierta.
Y fue esta capacidad, de ver la realidad tal como llegaba a nuestros sentidos, lo que abrió el camino a la revolución científica, tecnológica e industrial.

Un tremendo paso, sin duda. Y a veces no es tan fácil discernir si estamos viendo con una mente abierta la realidad, o estamos interviniéndola con cómo esta debiera ser, la forma correcta en que debiera ser según mi forma de ver, etc.

Otro personaje que se encuentra con frecuencia en nuestros pensamientos y quizás más bien en nuestros sentimientos, es el culpar a otro.
Me gusta esta idea que dice que cuando culpamos a otro, distorsionamos la realidad, de tal forma que cerramos el acceso a la conexión empática con ese otro.
Y si queremos acceder a este nivel más profundo de conexión con los otros, para elevar el nivel de nuestras conversaciones grupales, necesitamos acceder a la conexión empática. A poder ver lo que dice el otro, desde los zapatos del otro. Ello requiere una disposición, como la llama Otto Scharmer, de "open heart" o corazón abierto.

Esta sería la principal transformación que hace falta en nuestros días: conectar desde el corazón.
La empatía implica salirse desde el epicentro de si mismo y ver desde el epicentro del otro. Esto no es tan fácil como se podría creer. Aparte de que no es la práctica habitual que nos rodea.
Vivimos en un individualismo intenso, donde de lo que se trata es de cumplir mi cuota, hacer esa venta, maximizar mis utilidades ... al costo que sea. La verdad es que ni veo, ni miro hacia los costos que ello genera. De repente aparecen normas, medio ambientales por ejemplo, que más parecen una joda que otra cosa.
Y no se trata de poner normas, deberes ser, sino de ver por nosotros mismos desde la mirada de los otros, de todos los otros, los efectos, impactos, de lo que estamos haciendo.

Toca, dicen muchos, y así yo lo creo, conectar desde el corazón. Sentir, no solo lo que yo siento, sino que también, lo que el otro siente. Pues cuando ello sucede, nos afecta nuestro propio sentir y nuestras decisiones.

Un tercer personaje que a veces aparece, es la arrogancia. Ello refleja un exceso de ego, cuyas consecuencias son la cerrazón de los conductos hacia la intuición y las fuentes más profundas del saber.
Como dice Otto Scharmer, si queremos sentir el futuro que quiere emerger de una situación, necesitamos tener los tres canales anteriores abiertos y en particular, el último. Cuando estamos a ese nivel de vaciamiento, en particular de ego, podemos operar como instrumento del futuro que quiere emerger.
A mi me parece esta visión, hermosa y a la vez un verdadero salto de conciencia, que por Dios que hace falta en estos tiempos.

Cuando los tres canales anteriores, de la mente, el corazón y el cuerpo, están cerrados, se pueden observar en primer lugar la intriga y la desinformación. Ellos envenenan las fuentes de información permitiendo con ello manipular los puntos de vista. Escondiendo información o introduciendo información falsa, son conductas que en esas circunstancias se observan.
Claramente este tipo de conductas no promueven la buena conversación, sino que la obstruyen.

Yendo ya más al nivel del corazón. cuando los canales de la buena conversación están obstruidos, aparecen el acoso y la intimidación (bulling), que envenenan las interacciones y las relaciones. Aquí estamos en el ataque franco y directo contra individuos o grupos.
Ninguna posibilidad de cambios a través de conversaciones. Si no quieres que haya cambios, son buenos instrumentos para imponerse.

He puesto el foco aquí en los problemas que encontramos para el buen conversar, que permite utilizar el potencial de las personas en la empresa y acceder a la inteligencia colectiva.
Detectar estas conductas y buscar erradicarlas, es el objetivo del trabajo de coaching con equipos y grupos de trabajo.


Referencia:
Libro Teoría U de Otto Scharmer